•  

    Hay miles de niños que su lengua materna no es el inglés, se les considera aprendices de inglés como segundo idioma. Al principio de su vida escolar hacen una prueba para ubicar qué tanto hablan o comprenden, para recibir el apoyo necesario de un especialista de lectura o de lenguaje.

    Con el paso del tiempo, los niños van hablando y comprendiendo más el inglés hasta que llegan a tener un nivel de dominio del idioma similar a un nativo hablante (es decir, como si lo hubieran hablado desde que nacieron). Esos alumnos vuelven a hacer una prueba, de acuerdo con ella, dejan de ser aprendices y se convierten en competentes en el idioma. A este proceso se le llama reclasificación.

    El proceso incluye:

    1. Los padres de familia reciben una invitación a una reunión para hablar sobre la posibilidad de que su estudiante sea reclasificado.

    2. Los maestros y padres llegan a un acuerdo de que el alumno ha llegado a ser competente en inglés basado en resultados estatales y locales.

    3. Luego los padres son notificados de que su niño/a califica para reclasificación.  Se provee un periodo de tiempo por si tienen dudas sobre la reclasificación y quiere expresar que no están de acuerdo.  Si no hay respuesta, el alumno es reclasificado.

    4. Habrá una ceremonia de reclasificación cada año para honrar aquellos alumnos que hayan conseguido el dominio de la lengua inglesa y sean reclasificados como alumnos con dominio del idioma inglés.  Este es un gran paso en la vida de una familia y un motivo de gran orgullo.

    El Distrito Escolar de Redwood City cuenta con técnicas reconocidas y muchos años de experiencia en la enseñanza del inglés. Y reclasifica a más de 500 niños anualmente.